HIGHWAY TO BIM / La historia de BIM Episodio III

HIGHWAY TO BIM / La historia de BIM Episodio III

La autopista al BIM III Una nueva metodología

Hola bienvenido nuevamente a Let It BIM. Este es el tercer y final episodio de Highway to BIM, en donde estamos recorriendo la autopista al BIM, con el objetivo de entender como se fundamenta y surge una nueva metodología de trabajo. En los anteriores episodios hemos recorrido la decada de los sesenta y los setentas, puedes consultar el episodio uno acá y el episodio dos acá. Hoy retomaremos nuestro viaje en la epoca de los ochenta.

A inicios de la década de los ochentas Mike Riddle lleva un par de años desarrollando Interact, software CAD diseñado para correr en la cuarta generación de computadoras de escritorio y de bajo costo que habían surgido a finales de los setenta. Se asocia con John Walker y junto con otra docena de personas fundan Autodesk en el año 1982.

Es así como Interact es reescrito en lenguaje de programación “C” para que sea compatible con Ia nueva PC de IBM del momento y es rebautizado con el nombre MicroCAD, y posteriormente es nuevamente rebautizado a AutoCAD.  

En 1984 se funda Bentley Systems y libera al mercado MicroStation, en 1985 se funda Diehl Graphsoft liberando a su vez MiniCAD

Es en este punto de la historia ya se han creado los monstruos fabricantes de software de nuestra industria por lo que de acá en adelante todo se descontrola y las nuevas invenciones de software CAD se dan como pan caliente, y con ello la industria no sería la misma de nuevo.

Es en Julio del año 1986 cuando Robert Aish publica un artículo denominado “Building Modelling the key to integrated construction CAD”, esta es la primera vez que se usa el término “Building Modelling” vinculado al concepto que hoy en día conocemos como BIM,

Este trabajo es como la continuación del trabajo diez años atrás del Dr. Eastman del que hablamos en el post anterior.

Aish escribe sobre las filosofías bajo las que se está desarrollando el uso de sistemas CAD para diseñar una edificación en esos momentos, básicamente eran dos:

El uso para describir la geometría de una edificación en términos de producción de información. (Data no gráfica).

El uso para evaluar el rendimiento de una edificación basado en una descripción idealizada de la geometría del edificio, (perspectivas 3D, vistas ortográficas).

Podemos ver que desde la concepción de los sistemas CAD sus procesos son fragmentados entre sí y dieron paso a la inconsistencia y descoordinación de la información. 

El objetivo del artículo era plantear las bases de un enfoque en el que se unieran ambas filosofías fomentando la consistencia y coordinación de la información del diseño a través de todos los equipos multidisciplinarios que intervienen en el desarrollo de un proyecto.

Aish plantea que existen dos formas de representar una edificación:

  • La representación interna; la imagen mental que tiene un diseñador sobre su proyecto. 
  • La representación externa; como realmente ocurre en el sitio de construcción.

Entre estas dos formas de representar es necesario que exista alguna representación intermedia que se usará como puente de comunicación entre la representación interna y la externa.

Tradicionalmente para ello se utilizaba dibujos 2D para lograrlo, publicaciones de personas como Eastman y Aish reforzaban la idea del uso de un modelo 3D como el puente para unir ambas representaciones, la interna y la externa.

Es así como introduce por primera vez el concepto Building Modelling, el cual fundamenta en tres pilares:

  • Estructurar la data del diseño
  • Emplear un enfoque estructurado para definir un modelo 3D de una edificación
  • Combinar geometría y símbolos para la representación de la edificación y que estos estén contenidos dentro del modelo 3D.

Estructurar data en un contexto de información gráfica se refiere a la organización o agrupación a partir de atributos en común. Reforzando la idea de gestión de un modelo 3D a través de tipos, los cuales pueden tener diferentes instancias en un proyecto, algo que ya se había abordado diez años atrás en The Use of Computers Instead of Drawings in Building Design de Chuck Eastman.

La implementación de este concepto generará grandes beneficios en términos de eficiencias y consistencia. Imaginemos que tenemos 20 ventanas de un mismo tipo en un proyecto, al tener que realizar un cambio en una ventana trabajando en un sistema que no maneja el concepto de estructurar la data, ¡nos veríamos en la obligación de realizar el cambio 20 veces!.

En cambio si el sistema maneja el concepto de estructurar data, simplemente debemos acceder a la edición de atributos globales, realizar el cambio del atributo y luego aplicarlo distribuyendo así el cambio en todas las 20 instancias del proyecto.

Otro gran aporte de esta publicación era el concepto de manejar catálogos de componentes en un formato que fuese interoperable con sistemas CAD, su propuesta es que los proveedores de equipos o materiales elaborarán sus componentes integrando la representación 3D a su representación simbólica en 2D, de tal manera que los diseñadores no tuvieran que perder tiempo en modelar los detalles de un componente específico, reduciendo la tarea a simplemente integrar el componente al modelo de la edificación. 

Acá Aish define las cualidades que un componente debe  tener para ser considerado como un “componente inteligente”:

  • Que el usuario tenga la capacidad de edición del componente 
  • La capacidad de gestionar parámetros dentro del componente personalizados por el usuario
  • La capacidad de evaluar el rendimiento del componente.
  • Que los parámetros puedan tener injerencia en la geometría del componente. 
  • La capacidad de poder expresar como una anotación esta información almacenada en los componentes. (Tal y como lo hacemos con etiquetas de anotación en un sistema BIM).
  • Que el componente permita modificar sus valores que afecten a todas sus instancias (parámetros de tipo), y a su vez permita que cada instancia pueda tener valores únicos que lo diferencien de las demás instancias a pesar de ser del mismo tipo (parámetros de instancia).

Esto es claramente el cimiento que dió paso a la gestión de catálogos por componentes que los sistemas BIM tienen hoy en día.

Al manejar este concepto de data estructurada se obtendrán grandes beneficios como vincular una base de datos externa al modelo 3D a través de los parámetros que todos los componentes tienen. 

Asociar un dato a un objeto 3D convierte el modelo en una base de datos relacional, obteniendo nuevas herramientas para consultar el modelo con el fin de generar búsquedas de información o generar reportes de uno o de un conjunto de componentes.  

Esta base de datos relacional no solo podría explotarse durante las fases de diseño y construcción sino también en la fase de operación de la edificación para su mantenimiento o para su rehabilitación. Proveyendo de un sistema poderoso para gerenciar un proyecto durante su ciclo de vida completo.

Por último pero no menos importante Aish analiza el proceso de intercambio de información entre los equipos multidisciplinares. Con los sistemas tradicionales de CAD los equipos intercambian información 2D. El equipo A genera vistas ortográficas y las entrega al equipo B, el equipo B vincula las vistas en sus archivos y muchas veces alguna información es redibujada por el equipo B muchas veces para agregar más detalle relacionada con la especialidad del equipo B. 

Este proceso de adición de información a la versión del equipo A es esencial para el desarrollo del diseño detallado de un proyecto pero debido a sus modus operandi permite la generación de errores de coordinación.

Para mitigar este riesgo se propone el uso de Building Modelling para que estos mismos equipos intercambien información a traves de vinculos de modelos, aumentando a un nivel alto la comunicación.

Pero para lograr este nivel de intercambio de datos y obtener su valor se requiere una cooperación efectiva entre todos los equipos, es decir que todos utilicen una estructura de datos previamente acordada. Esto permitirá que un componente pueda partir con un nivel de definición básico desde el equipo A y que el equipo B pueda recibirlo y agregarle un nivel de definición intermedio, para luego volver al equipo A y seguir con el proceso iterativo hasta hacer llegar el componente al nivel de detalle necesario para su construcción. 

Esto da lugar a la generación de estándares de intercambio de información no solo en el intercambio de la data 2D y 3D si no también en el intercambio de la data no gráfica.

En paralelo a toda esta evolución filosófica sobre el nuevo enfoque para abordar el diseño de edificaciones surgen programas informáticos que integran estos conceptos a sus sistemas, entre ellos RUCAPS, Sonata, GDS, EdCAAD, Cedar, Reflex, Radar CH, Pro/ENGINEER. Que en conjunto pueden ser considerados los primeros programas BIM que ofrecieron herramientas de diseño y construcción con una visión más integrada.

Este cambio en la filosofía para diseñar produciría un reto para el usuario, pues ahora tendría que resolver su diseño (representación interna), aprender a usar el sistema de diseño por computadora (representación intermedia) y aplicar el concepto de estructurar la data (Building Information).

En la autopista al BIM hemos recorrido dos carriles, el de el surgimiento y evolución de los sistemas de diseño por computadora y el de los procesos que debieron surgir para abordar los retos de comunicación y coordinación efectiva entre los equipos que implementaron estos sistemas. 

Es así como llegamos al final de nuestro recorrido por la autopista al BIM, después de este viaje entendemos cómo se fundamentó la necesidad de una nueva metodología de trabajo que busca aprovechar los avances tecnológicos, sin dejar a un lado los procesos colaborativos entre los equipos multidisciplinares.

Ahora que conocemos nuestras raíces, en el siguiente post te contaremos como BIM se llega a consolidar en el mayor disruptivo para la innovación en la industria de la construcción. Mantente conectado, paz,amor, música y LET IT BIM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *